Recordatorio de privacidad de Oddschecker
Hemos modificado nuestras condiciones y actualizado nuestra política de cookies.

Los diez peores momentos de Eurovisión

Eurovisión ha dado grandes momentos, pero a menudo son las actuaciones más embarazosas las que han quedado para el recuerdo...

Oddschecker
 | 
domingo, 6 de mayo, a las 09:35

 

Eurovisión ha dado grandes momentos, pero a menudo son las actuaciones más embarazosas las que han quedado para el recuerdo. A lo largo de los más de 60 años de historia del Festival se han producido innumerables atrocidades sobre el escenario y quizá no haya ni un solo país que no haya hecho el ridículo en alguna ocasión. A poco más de un mes de que se celebre una nueva edición en Lisboa, repasamos algunos de esos momentos que nunca deberían haberse producido.

 

¿Tienes ya tu favorito de este año? ¡Ya puedes darle tu apoyo con las mejores promos de apuestas en nuestra página de Bonos Eurovisión!

 

PingPong - ‘Sameach (Happy Song)’ (Israel, 2000)

 

Israel llegará a la capital portuguesa como principal rival a batir, con una cuota a ganador de 2.88 en betfair para proclamarse campeona por cuarta vez. Sin embargo, este país protagonizó en el año 2000 una de las peores actuaciones en la historia de Eurovisión que se recuerdan, con ese repetitivo y molesto grito de “be happy” que provocaba todo lo contrario a la felicidad. Pero si la irritante canción y su desafortunada interpretación por parte del cuarteto PingPong no era ya suficiente, la vestimenta y la coreografía remataron la actuación israelí.

 

 

Rodolfo Chikilicuatre - ‘Baila el Chiki-Chicki’ (España, 2008)

 

España estará representada este año por Alfred y Amaia, cuya mayor cuota a ganar el Festival es la que ofrece BetStars a 41.00. Aunque este joven dueto salido de Operación Triunfo no se encuentra entre los principales favoritos, al menos nos evitará pasar la vergüenza ajena vivida en 2008 con el ‘Chiki-Chiki’. Esta broma llegó demasiado lejos y resulta difícil explicar cómo consiguió acabar con 55 puntos.

 

 

Remedios Amaya - ‘¿Quién maneja mi barca?’ (España, 1983)

 

España ha terminado con cero puntos en tres ocasiones y una de ellas se produjo en 1983 con el tema ‘¿Quién maneja mi barca?’. Para ser justos, el resultado fue demasiado severo, ya que la actuación de Remedios Amaya fue impecable. Sin embargo, Europa no estaba preparada para esta fusión funky-flamenca y, a día de hoy, sigue siendo difícil escuchar toda la canción del tirón.

 

 

Dustin the Turkey - ‘Ilrande Dueze Pointe’ (Irlanda, 2008)

 

En qué momento alguien pensó que era una buena idea llevar a Eurovisión a una marioneta pidiendo a gritos 12 puntos al resto de países mediante una canción discotequera. Irlanda, con toda su importante tradición musical, se inmoló en 2008 con Dustin the Turkey y no logró pasar de la semifinal.

 

 

Michalis Rakintzis - ‘S.A.G.A.P.O’ (Grecia, 2002)

 

La llegada del nuevo siglo y el auge de las nuevas tecnologías propició el auge de canciones con una temática inspirada en Internet y los ordenadores. Si aquí Tam Tam Go! hacía juegos de palabras con la @, en Grecia les pareció interesante llevar a Eurovisión una canción sobre contraseñas. Para rematar la faena, optaron por un vestuario de corte robótico-futurista y una coreografía tan limitada que resultó ridícula. Por no hablar de la cansina melodía.

 

 

Kreisiraadio - ‘Leto Svet’ (Estonia, 2008)

 

La edición de 2008 fue especialmente dura para los espectadores. Ya hemos hablado del Chikilicuatre y de la marioneta Dustin the Turkey, pero no podemos olvidarnos de Kreisiraadio, un trío cómico de Estonia que realizó una de las actuaciones más bizarras que se recuerdan y que en algún foro está considerada la peor canción de Eurovisión en lo que va de siglo. Es difícil asimilar lo que sucedió en el escenario durante los tres minutos que duró ‘Leto Svet’, una canción con letra en serbio (para complacer al país anfitrión, si no hubiera sido porque tenía errores gramaticales), pero con frases también en alemán y finlandés (?). Este año su canción será en italiano, pero la solemnidad y la riqueza vocal de Elina Nechayeva sitúan a Estonia como importante candidata a una victoria que está a 6.00 con bet365.

 

 

Cezar - ‘It’s My Life’ (Rumania, 2013)

 

Rumania consideró que una especie de tecno-aria draculiana en constante falsete, acompañada de bailarines semidesnudos, era la mejor manera de representarse en la edición de 2013. Bueno, pues por muy extraño que parezca, resultó que no era una buena idea y cualquiera que soporte la actuación entera del ‘It’s My Life’ de Cezar estará de acuerdo.

 

 

Alf Poier - ‘Weil der Mensch zählt’ (Austria, 2003)

 

En raras ocasiones, las bromas son bien acogidas en Eurovisión y eso fue lo que sucedió en 2003. Aunque cueste creerlo, Austria acabó ese año en la sexta posición (su mejor resultado) con una canción que combinaba melodía infantil con hard-rock. Si esa unión no era lo suficientemente potente, los movimientos espasmódicos de Alf Poier le daban el toque friki para redondear la actuación.

 

 

Gipsy.cz - ‘Aven Romale’ (República Checa, 2009)

 

La última vez que la República Checa comptión en Eurovisión fue en 2009, cuando un hombre vestido de superhéroe cantó un tema electro-gypsy. Lo peor de querer ser gracioso es fallar en el intento y toda la actuación de Gypsy-cz es un ejemplo perfecto. Cuando se trata de llamar la atención, es muy difícil dar con la tecla adecuada y los checos fracasaron estrepitosamente al irse sin ningún punto. Sin embargo, parecen haber aprendido la lección y, casi diez años después, regresan al Festival con Mikolas Josef, un tío cool a los Justin Timberlake que se encuentra entre los favoritos con una cuota a ganador de 10.00 en 888sport.

 

 

Scooch - ‘Flying the Flag’ (Reino Unido, 2007)

 

Optar por una canción temática puede resultar peligroso y así quedó patente con el ‘Flying the Flag’ de Scooch. Este grupo británico emuló un viaje en avión sin demasiada fortuna, intercalando mensajes del comandante y las azafatas como “¿le apetecen unos frutos secos?” o un perturbador “¿quiere algo para chupar durante el aterrizaje?”. Eso sí, la canción fue un éxito de ventas en su país, a pesar de que fracasó en el Festival.

 

 

Lo que está claro es que no hay ninguna edición que se salve de contar con una actuación difícil de digerir y seguro que la que se celebrará este año en Lisboa entre el 8 y el 12 de mayo no será una excepción.

Tips relacionados

Cómo apostar en Eurovisión

Te contamos como apostar en Eurovisión con las mejores cuotas y promociones...
Oddschecker
Ver pronósticos

Noruega y Lituania se cuelan en el Top 5 tras la primera semifinal de Eurovisión

La primera semifinal de Eurovisión sacude las cuotas de apuestas del concurso y confirma entre los favoritos a...
Oddschecker
Ver pronósticos

Los diez mejores momentos de Eurovisión

A falta de poco más de tres meses para Eurovisión, repasamos algunos de los grandes momentos que nos ha dejado el festival a lo largo de su historia...
Oddschecker
Ver pronósticos
Bonos de apuestasHasta 100€ GratisApuesta al menos 10€ y recibe gratis el mismo importe hasta 50€. Y además 5 apuestas gratis de 10€ hasta un bono total de 100€Recibir